“ELLE”, DIRIGIDA POR PAUL VERHOEVEN, DE NUEVO CON UNA ISABELLE HUPPERT EN ESTADO DE GRACIA

Elle Isabelle Huppert Paul Verhoeven

El pasado fin de semana en el Festival de San Sebastián, mis compis del piso en el que estuvimos, guionistas y productoras de cine, me pusieron a escurrir esta película, que consideraban que era una coctelera, en la que habían metido todo tipo de recursos mórbidos. A mi me había atrapado el trailer cuando lo ví en el cine y, pese a las críticas, este fin de semana fui a verla. A mi Isabelle Huppert me dejó clavado a la butaca. ¡que animal de la escena! Un papel mucho mas complejo que el de “El Porvenir”. La historia principal de la película está bien llevaba. En determinados momentos, a mi gusto, la protagonista debería transmitir mas susto o miedo. A mi me ha sobrado paja de algunas historias y acciones que no añaden nada a la historia principal. Interesante de ver, aunque me gustó, pese a ser una película mas pequeña y con mucho menos presupuesto, “El Porvenir”.

Del cartel de la película elaborada por la distribuidora española, sorprende que no recoja el nombre Paul Verhoeven, su director. Aquí os dejo lo que Carlos Boyero recogió sobre esta peli para El País, en su crónica del Festival de San Sebastián:

El director holandés Paul Verhoeven siempre se ha sentido fascinado por la turbiedad. Alcanzó la cumbre en su magisterio del morbo y del enigma cuando rodó en Hollywood la excelente Instinto básico. Muchos años después retorna en Elle al thriller sobre patologías ancestrales. Lo hace de forma cruel, en ocasiones tragicómica, narrando una historia perversa en la que lo transparente se torna oscuro y nada es lo que parece. La protagonista es una señora pragmática y fría que parece controlar su vida, dueña de una gran empresa de videojuegos, con moral relajada respecto a sus amantes y su familia, hija de un hombre que actuó en el pasado como asesino en serie de niños y que consecuentemente creó traumas imperecederos en la infancia de su hija. Esta mujer parece ser violada una y otra vez en su casa por un enmascarado especialmente violento. No denuncia esas repetidas agresiones. Y empiezas a sospechar que todo en la existencia de esa dama tan complicada forma parte de un juego maquiavélico y sucio que ella controla.

Las sorpresas se suceden y te atrapan. Es una película hipnótica y mórbida, con atmósfera, nada convencional. Y la protagoniza Isabelle Huppert en la mejor interpretación femenina que he visto en este festival. Ella, como siempre, está encantada de que le ofrezcan personajes tortuosos y enfermizos. Y lo borda. No es una actriz ni una mujer que me inspire simpatía ni calidez, pero su arte es mayúsculo. También su campo magnético. Es imposible desviar la mirada ni el oído cuando la filma una cámara. Hace unos días nos cruzamos con ella paseando por Cannes. No la reconocí. Era una persona tan bajita como insignificante. Pero la pantalla es suya.

Y ahí va, también, el trailer de la película:

Anuncios